La gran función de los voluntarios en los parques naturales

Cerca de 3.000 voluntarios ofrecen su trabajo y su tiempo de manera altruista cada verano solo en la red de Parques Nacionales.

06 julio 2021

Cartel Voluntariado en Parques Nacionales 2021

Ahora que el ecoturismo está en boca de todos y el verano ya se nos ha echado encima, la preocupación por los ecoturistas y expertos en naturaleza y biodiversidad radica en la masificación. Ya es un hecho que la familia de Ecoturistas está en aumento y el turismo de naturaleza dentro de los planes de vacaciones, pero hay que ser respetuosos con nuestra naturaleza y parques para que sigan manteniendo su belleza y diversidad.  

Y para que todo ello se haga posible, existe la figura del voluntario. Cerca de 3.000 voluntarios ofrecen su trabajo y su tiempo de manera altruista cada verano solo en la red de Parques Nacionales y muchas decenas de miles más en diferentes actividades ambientales de pequeñas, medianas o grandes asociaciones u organizaciones en toda España. Se trata de pasar unas vacaciones diferentes en las que puede que a nivel físico no haya mucho descanso, pero en las que el participante obtiene la satisfacción de poner su granito de arena en el cuidado del medio ambiente. 

El requisito básico para ser oficialmente voluntario de un Parque Nacional es tener más de 18 años de edad, capacidad física y, sobre todo, ganas de contribuir a las iniciativas ambientales que se planteen en cada proyecto. 

El perfil tipo del voluntario ambiental en España es varón (57%) de 41 a 55 años en el 40,09% de los casos; con estudios superiores el 70 por ciento; trabajador por cuenta ajena (el 56%), seguidos por un 15 % de jubilados; con ingresos de clase media (30%); casado o con pareja (53%), de izquierdas y no creyente mayoritariamente, que en el 94% de los casos es nacido en España, según el 'Informe estadístico sobre el voluntariado ambiental en España' realizado por SEO/BirdLife en 2020.  

El Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN) inició en 2002 el Plan de Sensibilización y Voluntariado en la Red de Parques Nacionales y en los primeros diez años participaron 11.000 personas en colaboración con diferentes ONG ambientales, una cifra que creció desde 2012 a los 3.000 participantes anuales. 

En estos años, los voluntarios han apoyado programas de seguimiento de fauna, el proyecto de conservación del lince ibérico, han mejorado el estado ecológico de masas forestales para aumentar la conectividad de espacios, han limpiado ríos, realizado rutas con colectivos vulnerables o en riesgo de exclusión social por los Parques Nacionales, o salidas de senderismo adaptado a personas con discapacidad, pero también han obtenido datos para el seguimiento del impacto del cambio climático en estos enclaves o sobre los efectos de las actividades humanas en los ecosistemas acuáticos fluviales. 

Otras de las posibles actividades son, por ejemplo, la colaboración en elaborar censos e inventarios de especies; control y seguimiento de poblaciones; vigilancia y rescate de aves, reptiles o mamíferos enfermos; tareas de repoblación y restauración del paisaje; riego de plantaciones; conservación de flora amenazada; tareas de gestión cinegética; tareas de nidificación para aves y vigilancia y seguimiento de nidos; observación de migraciones de fauna o de las actividades pesqueras o bien, tareas de divulgación de la conservación ambiental en los municipios cercanos. 

A través de convenios con ONG, cualquier persona que cumpla unos requisitos mínimos puede convertirse en voluntario ambiental en la Red de Parques Nacionales por un periodo de entre 3 y 20 días. Pero, afortunadamente, todas las plazas para el presente verano están cubiertas, así que de momento toca esperar hasta 2022. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD