Aumento del volumen almacenado en las cuencas hidrológicas

Filomena aumenta el volumen de agua almacenada en las cuencas hidrológicas siendo la cuenca del Tajo la que más aumenta con un 8 %.

01 marzo 2021

Cuenca del Tajo

El volumen de agua almacenada en las cuencas hidrológicas ha aumentado gracias al deshielo del volumen histórico de nieve acumulado tras la borrasca Filomena, siendo la del Tajo la que más acumula con un aumento del 8 %. 

El aumento, que se traduce en 12,6 hectómetros cúbicos más de agua en forma de nieve respecto a la anterior, supone el primer incremento de las reservas nivales de la cuenca del Tajo, según datos del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), que ha hecho públicos el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco). 

Este deshielo del volumen histórico de nieve acumulado tras la borrasca Filomena, que se ha producido durante un mes de forma progresiva, sumado al paso de los últimos episodios de precipitaciones, ha propiciado un aumento de la reserva hídrica de la cuenca del Tajo de cerca de 1.500 hectómetros cúbicos en los últimos 15 días, de forma que el agua embalsada alcanza los 7.453 hectómetros cúbicos (el 67,4 % de su capacidad). 

En comparación con la semana pasada, la reserva hídrica presenta un 8,6 % más de agua embalsada, y un 13,5 % más que el registro del año pasado por estas fechas. 
Además, el volumen de agua en forma de nieve de la cuenca del Tajo se sitúa por encima del registro del año pasado por estas fechas (5,2 hm3), pero por debajo del promedio de los últimos 15 años (55 hm3). 

En cuanto al sistema de cabecera del Tajo, que llegó a acumular 166 hectómetros tras el paso de la borrasca Filomena el pasado 10 de enero, el deshielo ha propiciado que esta semana apenas se almacenen 2,3 hectómetros cúbicos, un registro por debajo del promedio de esta zona de los últimos 15 años (5,6 hm3). 

Aumento en la cuenca del Ebro 

El volumen de agua embalsada en la cuenca hidrográfica del Ebro se sitúa en el 81 % de su capacidad, con 6.416 hectómetros cúbicos de los 7.917 que pueden albergar en su totalidad, tras ganar un 0,6 % la última semana. 

Según los datos proporcionados este lunes por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), en la misma semana del año pasado la situación era de 6.133 hm³, con el 77,5% de la capacidad total. 

El promedio de los últimos cinco años (2016-2020) se sitúa en el 69,5 %, con 5.509 hectómetros cúbicos. 

En la actualidad, el agua embalsada supera la reserva del año pasado, la del promedio de los últimos cinco años y la del mínimo del último lustro, que se registró en 2018 con 4.779 hm³ y el 60 % de capacidad. 

Los pantanos de la margen derecha se encuentran al 75 % de su capacidad con 478 hectómetros cúbicos, por encima de la reserva de 2020, que fue de 432 hectómetros cúbicos y el 68 %, y del promedio de los últimos cinco años, que fue de 342 hm3 y el 54 %. 

El mínimo de los últimos cinco años en la margen derecha se produjo en 2018, con 208 hectómetros cúbicos y el 33 % de la capacidad total de almacenamiento. 

La energía hidroeléctrica potencial en esta fecha es 3.235 GWh, lo que representa un 70 % de la capacidad máxima de la cuenca. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD