La fauna salvaje del Refugio Nacional Caño Negro en Costa Rica

Costa Rica tiene el tercer humedal más importante del mundo, el Refugio Nacional Caño Negro, hogar de las especies más raras de plantas, animales y aves del mundo.

28 junio 2021

Refugio Nacional de Vida Silvestre Caño Negro // Crédito: fpn-cr.ong

Costa Rica es hogar del tercer humedal más importante del mundo, el Refugio Nacional de Vida Silvestre Caño Negro. Situado en una zona remota cerca de la frontera con Nicaragua, aproximadamente a 20 kilómetros al sur de Los Chiles y cerca del pueblo de Caño Negro en la provincia de Alajuela, este sitio de naturaleza y fauna típica fue declarado por la Unesco en 2007 como parte de la reserva mundial de la biosfera del agua y la paz. 

El Parque Nacional Caño Negro, destino obligado del ecoturismo en el país latinoamericano, es un sitio de conexión con la paz de lo natural y sin grandes multitudes, designado como humedal de Importancia Internacional en 1991. 

Además, Caño Negro ha sido considerado área protegida mundial por grupos de conservación como Ramsar, por ser hogar de algunas de las especies más raras de plantas, animales y aves del mundo. 

En el centro de desarrollan distintos tours al Refugio Nacional de Vida Silvestre Caño Negro donde la experiencia de la vida salvaje es uno de los puntos fuertes para el visitante. 
Los recorridos se llevan a cabo en diferentes formatos, pero entre los preferidos, las rutas en bote fluvial con guías locales son una de las mejores maneras de tener una verdadera mirada a la increíble biodiversidad costarricense. 

Estos guías expertos tienen la experiencia para reconocer los caimanes, las serpientes y el basilisco esmeralda que se esconden en este humedal, por ello los viajes a lo largo de las vías fluviales, a veces entrando en canales rodeados de flora y fauna, son guiados por sus miradas acostumbradas. 

La enorme biodiversidad de Caño Negro nace de la confluencia del Mar Caribe y el Pacífico. La paz y la tranquilidad de moverse a través del agua con solo los sonidos de la naturaleza pura a su alrededor es verdaderamente una de las grandes fortalezas de este destino de ecoturismo. Con más de 100 hectáreas de lagunas, los escondites de la vida silvestre parecieran infinitos al recién llegado. 

Los bosques ofrecen protección para tres especies de monos que residen aquí: el aullador, la araña y los capuchinos. Mientras se viaja, es común escuchar los aullidos distintivos de los monos aulladores que resuenan arriba. 

Ciervos, perezosos, osos hormigueros y los ocelotes, jaguares y pumas raramente vistos se encuentran en las profundidades del refugio de vida silvestre para completar el lienzo de naturaleza del sitio. 

El Refugio Nacional de Vida Silvestre Caño Negro es un pantano de humedales y existe debido a dos ríos, Río Frío y Río Mónica. La temporada de lluvias generalmente dura desde los meses de mayo a noviembre, donde estos ríos comienzan a desbordarse y las marismas se llenan. Dentro del refugio se encuentra la laguna Caño Negro, que tiene aproximadamente 3 metros de profundidad y es otro de los tesoros del parque. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD