Erupción del volcán de Montaña Rajada en La Palma

La Guardia Civil ya ha evacuado a 5.000 personas afectadas por el nuevo volcán de La Palma, que entró en erupción ayer a las 15.12, hora local, en Montaña Rajada.

20 septiembre 2021

Erupción volcán en La Palma // Crédito: diariodelanzarote

La erupción del volcán de La Palma es el tema por excelencia para el comienzo de esta semana y el que a todos nos mantiene en vilo por saber cómo y cuándo va a finalizar. Según datos recientes, la Guardia Civil ya ha evacuado a 5.000 personas afectadas por el nuevo volcán de La Palma (Canarias), que entró en erupción ayer a las 15.12, hora local, en Montaña Rajada, en la zona forestal de Cabeza de Vaca, en El Paso.  

Este fenómeno natural está incrementando el nivel de emergencia que pasó a semáforo rojo en la isla a las 17.00, hora local, y afecta a los municipios de Tazacorte, El Paso, Fuencaliente, Mazo y Los Llanos de Aridane, con unas 35.000 personas en total. Ya han sido evacuados vecinos de la zona de Alcalá y El Paraíso, y se ha iniciado la evacuación de barrios de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte, en previsión del avance de la lengua de lava. Las autoridades creen que en total podrían ser evacuadas hasta 10.000 personas y recomiendan a la población que cierren todas las ventanas y puertas exteriores, bajen las persianas y cierren los suministros de agua, gas y electricidad y que se dirijan a los puntos de reunión establecidos. 

La causa de esta erupción, como todas, se produce por el magma que asciende hasta que sale a la superficie. Lo que ocurrió hasta las 15.12 horas de este domingo es un proceso de intrusión magmática. El magma va ascendiendo y rompiendo las rocas de la corteza, desarmando el terreno y liberando gas. Estos p rocesos como este tienen lugar en todas las zonas volcánicas activas.  

Los volcanes emiten una serie de gases, que son en su mayor parte vapor de agua, CO2 y compuestos sulfurosos de azufre, cloro y otros. La nube blanca que se aprecia en las imágenes es vapor de agua, pero también expulsa cenizas, pequeños fragmentos de magma -que pueden ser desde de varios metros de diámetro hasta polvos-, que expulsan hacia arriba, se dispersan y afectan a áreas más grandes. La altura depende del tipo de erupción. Hasta media tarde, eran de unos 400 metros por encima del cráter (la boca), pero en grandes erupciones, que no son esperables en La Palma, pueden alcanzar decenas de kilómetros. 

Desde ecoturismo.com queremos trasmitir todas nuestras fuerzas y apoyo a todas las personas que están viviendo este fenómeno natural de primera mano para que todo acabe de la mejor forma posible. Ahora solo queda esperar.  

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD