Consejos básicos para preparar tu primera ruta de senderismo del año

Informar sobre la ruta que vas a realizar, comprobar el estado del tiempo y llevar abundante agua son algunos de los consejos que ofrecen los guardaparques.

07 enero 2022

Consejos básicos para preparar una ruta de senderismo

El año ha comenzado un poco inestable si hablamos de pandemia y meteorología. Los rayos de sol brillaron en los primeros días del año, pero durante estas semanas bajarán las temperaturas. Son muchos los ecoturistas que deciden pasar sus primeros momentos del año visitando los parques nacionales para realizar rutas o practicar diferentes actividades deportivas dentro de estos espacios naturales privilegiados.  

Sin embargo, la llegada de personas poco experimentadas a la montaña puede causar daños tanto para los visitantes como para el entorno, por lo que recomiendan tener una serie de precauciones a la hora de planear paseos por el lugar. 

Trekking

Informar a tus allegados sobre la ruta que vas a realizar // Crédito: senderismoeuropa.com

Informar sobre la ruta que vas a realizar, comprobar el estado del tiempo y llevar abundante agua son algunos de los consejos que ofrecen los guardaparques. Desde ecoturismo.com recomendamos organizar la ruta desde casa, pero ¿por qué planificar una ruta desde casa es una buena forma de prepararte para hacer senderismo o trekking? 

Lo primero: Por seguridad. Tu familia podrá saber la ruta que estás preparando y estarán alerta. Además, podrás adaptar tu ruta a tus necesidades o requerimientos, por si quieres que sea más sencilla o un reto. Podrás también mejorar la experiencia de la ruta porque estarás preparado para lo que pueda pasar. 

Y lo más fundamental es que podrás comprobar la previsión meteorológica para la ruta. Especialmente si se trata de rutas largas o por espacios complicados. Así podrás planificar si debes incluir en tu equipamiento funda impermeable para la mochila o calcetines de trekking de repuesto. 

Senderismo en invierno

Las condiciones meteorológicas son fundamentales // Crédito: guiarepsol

Cómo preparar y organizar una Ruta de Senderismo por pasos:  

Paso 1: Escoge la dificultad de la ruta 

Dependiendo de tu experiencia o de tu estado físico, tendrás que escoger una ruta más o menos complicada. También dependerá si la haces con o sin niños. 

Las características básicas de una ruta de senderismo para determinar su dificultad son: 

+ Distancia de la ruta (en km) 

+ Tipo de ruta: Rutas de sólo ida o de ida y vuelta, de subida con bajada a la vuelta, rutas circulares, terreno no uniforme durante todo el camino etc. Siempre se aconseja programar el recorrido según los objetivos que quieras conseguir. 

+Tiempo total de la ruta: Hay que tener en cuenta el tiempo libre para poder realizar la ruta sin que se haga de noche y sin olvidar factores como la estación del año y la meteorología. Luego habría que calcular un margen por posibles paradas (tomar fotos, comer, descansar, contratiempos, etc). Para hacer unos cálculos aproximados, el ritmo de marcha de un caminante medio es de 4 km/h y 400 metros de desnivel por hora. Inicia la ruta a una hora prudente y deja un margen para terminar la ruta, al menos, un par de horas antes de que anochezca. 

+Ten en cuenta el nivel del grupo. Es importante mantener un ritmo intermedio entre las personas que estén mejor y las que estén peor preparadas físicamente. 

+Desnivel positivo acumulado: Los metros totales en los que el camino sube. 

+Estación recomendable para la ruta: Hay rutas que pueden ser más complicadas en invierno, por ejemplo, si están cubiertas de nieve. 

+Estado del sendero: Algunas rutas se pueden verse afectada si no está bien cuidada. 

Es recomendable empezar por las rutas de senderismo fáciles o de iniciación si eres principiante. Así, tu estado físico se va adaptando y vas ganando experiencia para aumentar la dificultad de las rutas. Nunca hay que exponerse a situaciones que demanden más allá de tus capacidades. 

Paso 2: Sigue esta lista para planificar tu ruta por la montaña 

1. Consulta las condiciones meteorológicas 
El tiempo en la montaña es muy variable y puede cambiar de repente. Si eres previsor, podrás ahorrarte muchos contratiempos. 

Refugio Locatelli

Refugio Locatelli // Crédito: senderismoactivo

2. Localiza refugios o cabañas en tu ruta de senderismo 
Ten preparado un plan B o camino alternativo por si tienes que acortar la ruta. Llevar siempre cargado el teléfono móvil y agendar los números de emergencia antes de salir a caminar por la montaña, para poder así comunicarse, en caso de un incidente. Tener en cuenta que no hay señal en muchos sectores. 

3. Estudia la ruta una vez la hayas decidido: 
Mira libros, mapas, internet. Pregunta a gente que haya realizado la ruta y que te dé consejos. Conoce los puntos clave, las zonas de ocio, las opciones de transporte público, restaurantes, etc. 

4. Planea tu viaje previo 
Si es una de tus primeras rutas de senderismo, no viajarás muy lejos. Si eres un senderista experto, seguro que habrás planeado países exóticos. Sea cual sea tu nivel, se tiene que llegar al punto de inicio de la ruta. Para ello hay que elegir el medio de transporte adecuado, ya que influenciará en el tiempo de la ruta y tu equipaje. 

5. ¿Qué papeles necesitas? 
Para hacer trekking y senderismo es recomendable llevar siempre la documentación de identidad, cartilla sanitaria y tener muy a mano teléfonos de emergencias, como el 112, y los teléfonos extranjeros si te encuentras en otro país. 

App Strava

Aplicación Strava para senderismo // Crédito: strava.com

6. ¿Qué aplicaciones vas a usar? 
Las APPs para senderismo y outdoor como como Strava, ViewRanger o Komoot pueden ayudarte antes y durante tu ruta, así como el conocido Google Maps. Planificar una ruta de senderismo con Google Maps te permitirá añadir sitios de interés y calcular las distancias entre las paradas de una manera rápida, sin tener que realizar cálculos. 

Y recordar siempre que en la montaña y cualquier espacio natural no está permitido hacer fuego y solo se puede utilizar calentador. Y siempre hay que ser limpio y cuidar del estado en el que nos encontramos las zonas naturales por lo que siempre hay que llevarse los residuos.  
 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD