Castilla-La Mancha apuesta por la ruralidad en Semana Santa

Desde Fecamtur, se espera desde el jueves de Semana Santa, una ocupación media del 70% subiendo al total de ocupación en destinos de La Serranía.

31 marzo 2021

Molinos de Castilla La Mancha // Crédito: agenttravel

Lo más rural de Castilla-La Mancha están positivos en cuanto aforo para Semana Santa. A pesar del cierre perimetral de la región debido a la situación sanitaria, las previsiones son optimistas. La Federación Castellano-Manchega de Turismo Rural (Fecamtur) espera de Jueves Santo al Domingo de Resurrección una ocupación media en este tipo de alojamientos de entre un 60% y un 70% de lo permitido actualmente, aunque, en el caso de los destinos de La Serranía, puede rondar el 100%. 

El presidente del colectivo, Juan Carlos Tébar, celebra la “muy buena ocupación” que esperan los alojamientos rurales en estas jornadas festivas. “La gente va buscando pasar unos días en la naturaleza”, subraya. 

Aunque el grueso de las reservas se concentra de jueves a domingo, Tébar precisa que desde el fin de semana pasado se está notando ya la afluencia de visitantes. Eso sí, si antes de la pandemia las pernoctaciones de Semana Santa se alargaban hasta el domingo dado que el lunes era festivo en otras comunidades autónomas, este año no será así y los turistas regresarán un día antes a sus lugares de origen. 

“La Semana Santa será un alivio para los alojamientos rurales. La gente de Castilla-La Mancha está respondiendo bien”, sostiene el representante de Fecamtur, que considera que es un buen momento para que se reconozcan las grandes posibilidades que ofrece el turismo- de interior, lejos de masificaciones. 

Para Tébar, lo “positivo” de esta situación es que los habitantes de Castilla-La Mancha, que habitualmente suelen viajar fuera de la comunidad en vacaciones, ahora están aprovechando para “conocer su propia tierra”. 

“El turismo rural no ha salido muy mal parado. El verano fue bueno dentro de las circunstancias”, asegura, aunque, no obstante, reconoce que ha habido algunos alojamientos que tuvieron que parar su actividad. 

En relación con los nuevos bonos turísticos para el ámbito rural, destaca que es una “buena idea” aunque puntualiza que no se trata de ayudas directas para los alojamientos, sino que van dirigidas al cliente final, recalcando que el sector no ve con buenos ojos que los establecimientos que no lleguen a emplear toda la cuantía recibida en descuentos para los viajeros tengan que devolver esa parte “con intereses”. “No lo vemos razonable”, lamenta, aunque desea que “ojalá vaya bien” esta medida y tenga viabilidad. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD