Costa Rica perfecciona el manejo de cocodrilos en áreas de ecoturismo

Apoyado por la Cámara de Turismo de Guanacaste, la iniciativa del Sinac busca estimar la población de cocodrilos de los ríos de la vertiente del Pacífico Norte.

08 julio 2021

Cocodrilo de Costa Rica

El Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) de Costa Rica ha iniciado una investigación para mejorar el control y manejo de los cocodrilos en el Pacífico Norte, ante interacciones negativas con seres humanos. 

Apoyado por la Cámara de Turismo de Guanacaste, la iniciativa del Sinac busca estimar la población de cocodrilos de los ríos de la vertiente del Pacífico Norte, que permitirá tener un estimado de la cantidad de cocodrilos de estos ríos, sus tallas y sexo y con ello iniciar un monitoreo a largo plazo del desplazamiento de estos organismos. 

Lo anterior, precisa el Sinac, para prevenir y atender interacciones negativas con los seres humanos, pues durante la pandemia de la Covid-19 (iniciada en Costa Rica en marzo de 2020) han registrado una mayor presencia de cocodrilos en lugares de atracción turística. 

El director ejecutivo del Sinac, Rafael Gutiérrez, ha señalado la importancia de que los guardaparques conozcan la diversidad y el estado de las poblaciones silvestres de cocodrilos para poder tomar decisiones acerca de su estado y de su protección. 

También, prosiguió, para realizar muestreos de especies que permitan estimar sus poblaciones e implementar una estrategia de manejo para lograr la convivencia con los cocodrilos y reducir los ataques en el Pacífico Norte. 

El director regional del Área de Conservación Tempisque (río de la provincia de Guanacaste), Nelson Marín, también ha explicado que para la investigación parten del conocimiento de los vecinos sobre los lugares en donde han visto o han tenido encuentros con cocodrilos. 

Luego, ha detallado, realizarán un análisis de la información cartográfica de la zona y posteriormente recorridos nocturnos por los ríos para el conteo y captura de individuos que, una vez medidos e identificado su sexo, son liberados. 

Todo ello permitirá al SINAC generar información sobre el estatus poblacional de los cocodrilos para plantear acciones de conservación. 

Asimismo, ha resaltado, posibilita implementar estrategias de identificación, prevención, monitoreo y manejo para lograr la convivencia y mayor conocimiento de la especie, con la finalidad de conservarla y reducir los riesgos de ataques a humanos. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD